Briconsejos de chapa y pintura Social Media

“Transformar las dificultades en desafíos” es una de esas máximas de 🧛 Paulo Coelho (ajos y estaca a mano, por si acaso) con las que nos topamos más frecuentemente que con el vecino del entresuelo. Seguiremos el gurú-consejo, ni que sea por una sola vez, y abordaremos el eterno problemón existencial de la vuelta al trabajo con el reto de ayudarte a barnizar las Redes Sociales de tu empresa. Unos tips básicos, de chapa y pintura Social Media, para que los seguidores no te culpabilicen también de su síndrome post-vacacional.

Bio-Salerosa

Redecora de una (puñetera) vez la descripción o Bio de tu actividad y hazlo con un poco de salero. El rigor explicando a qué te dedicas y cuál es el valor diferencial de tu producto o servicio no prohíbe expresarlo con un puntito de originalidad. ¡Sí, se puede!

¡Ponte guap@!

Si sales a la calle sin manchas de kétchup en la cara y con los dos zapatos iguales, las RRSS de tu negocio merecen la misma higiene. Selecciona cuidadosamente la imagen, su calidad, los tamaños y el diseño. Tu empresa es lo que muestran sus contenidos.

An Education

El canto de los grillos no es la respuesta que esperan los fans. Unfollow y quema en el infierno para todas aquellas páginas de empresa que responden a los comentarios de los seguidores con el 🤐 silencio. El  🎶cri-cri-cri🎶  no es la banda sonora de la reciprocidad.

Menú degustación

La diversidad de formatos (Foto, Vídeo, Story, Gif, Enlace, Álbum, Mosaico, Encuesta, Carrusel…) que permite cada una de las Redes no son un cable eléctrico de alta tensión. Tócalos y experimenta: a tu comunidad le chifla el menú-degustación.

No me chilles que no te veré

Stop a los muros que ofrecen simple publicidad directa de sus productos y ofertas. El contenido orgánico de valor es el que genera engagement, tráfico web e interés por tu marca. Se vende susurrando y enamorando, no berreando compra-compra.

Consejos FlandeCoco, refrescados en unas gotitas de humor, para conseguir tener unas Redes Sociales corporativas a prueba de síndrome post-vacacional. Palabra de 😉 ¡¡¡queremos más vacaciones!!!

        
             Para poder obtener información de la web, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su utilización. Más información aquí        OK